Empleada doméstica

Ocho reglas básicas para una buena relación con la doméstica.

Hagas lo que hagas, la empleada sentirá por tí un odio mortal. Pero bueno, veamos ciertas reglas mínimas de convivencia: No tutearla ni permitir que ella tutee a su patrona ni al patrón. Trátense de usted. Es una forma de poner distancia y respeto. No ser demasiado fraternal, es decir, no instaurar la costumbre de […]

Leer Más»