3 comentarios para “La búsqueda de la belleza, la amistad y los fines de semana eróticos con amigos”

  1. Veterana

    Por favor, si me hablan de un fin de semana erotico no me mencionen a Gerard Depardieu porque me suicido antes que tener que bancar a ese gordo
    Habiendo tantos actores franceses mucho mas atractivos como Daniel Auteil por mencionar uno, es lo anti libido sugerir a Gerard
    Otro dia hablamos sobre el tema de los hijos y filosofamos sobre tenerlos o no tenerlos porque da para largo

  2. bernardo

    me encantó la parte de “sin auto”, lo resume todo.

  3. Stefania

    “Te hacía más inteligente”. ¿Qué sería ser más inteligente? ¿Pensar como la que te escribe? (sí, dije “la” porque me suena a mujer, aunque puede ser aquel Costay o no me acuerdo cómo se apodaba el que en un strip tease de hilacha mandaba a una chica a que se buscara un opusino que la mantenga) ¿Hay inteligencia alguna en alguien que critica al otro por ser distinto a él/ella, y creerse LA referencia de lo que está bien?
    “Seguramente piensas que te estás perdiendo de muchas cosas por cuidar de tus hijos y llevar adelante un hogar. Seguramente mires mucho, demasiado…” Seguramente sí o seguramente no, o algún lugar en el medio. ¿Qué corno le importa lo que pensás o mirás?
    “Hay que juzgar a la gente por lo que hace y no por cómo se ve”. Mirá que loco, yo pienso que a la gente, a nuestros semejantes, no hay que juzgarlos ni somos quienes para hacerlo. Pero bueno, pienso distinto a quien escribió esto y yo sí la/o respeto.
    “¿Qué otra cosa se puede hacer en la vida si no es formar una familia?” Espero que si algún día formo una familia sea porque con mi marido queremos y no porque no haya otra cosa que se pueda hacer. Si juzgara por lo que dice, me suena a que este último fue el motivo del/ de la remitente, ojalá sea feliz.
    “Así que m´hija, piensa mejor antes de escribir, hay que mirar la vida con un poco más de sagacidad…” Cuánta humildad en este post. Digna de alguien sagaz, feliz con sus elecciones y sobretodo, tolerante.

    Cariños, Tessa.

Dejar un comentario