Manual Ilustrado De La “Gente Bien”

Apuntes sobre la pseudoaristocracia uruguaya

¿Cómo  habla la gente bien en Uruguay? ¿Cómo se viste? ¿Cómo se relaciona la gente de la clase alta uruguaya entre sí y con el resto? El libro “Manual ilustrado de la gente bien” (PalabraSanta Editorial)con bellísimas ilustraciones de Florencia Parada que voy a presentar a fines de abril es una especie de diccionario o guía de los códigos que la pseudoaristocracia uruguaya usa para distinguirse de los otros.

Lo escribí en base a conversaciones que tuve con personas como el generosísimo historiador Ángel Ayestarán, Marica Zorrilla, Fernando Mañé Garzón, Enrique Estrázulas, las hermanas Adela y Margarita Estrada y por supuesto mi propia observación.

Pertenecer a la gente bien uruguaya no está relacionado con tener dinero ni influencias evidentes, no son tampoco quienes gobiernan. En cambio, tiene que ver con varias generaciones de antepasados en el país. Es el apellido uno de los ingredientes principales de este grupo social. El apellido y cierta relevancia en la historia del país porque en realidad el grupo está compuesto por una suerte de resaca del patriciado uruguayo, las familias fundadoras de la patria que de modo positivo o negativo contribuyeron al advenimiento de la nación según palabras de Carlos Real de Azúa.

El libro, corto y ágil está hecho en un formato estilo diccionario, con 124 palabras, de la A a la Z. Por ejemplo,

Coche. No usan la palabra “coche” para referirse al auto y nunca mencionan a este último por su marca. Nunca dirían “me chocaron el Mercedes”. Se cree que es ostentoso y vulgar

Guiso. La palabra es sinónimo de “cachudo” (que se usa para adjetivar objetos) y antónimo de “paquete”.

“Manual ilustrado de la gente bien” está en todas las librerías y en Tienda Inglesa, y se puede comprar por 390 pesos.

31 comentarios para “Manual Ilustrado De La “Gente Bien””

  1. Ana Maria

    Compre este muy real “Manual” y me lo leí en un solo dia. Como podrán apreciar desde mi escritura, que no pertenezco a esa “gente bien”, ya que desde estas líneas pueden ver que mis frases carecen de tildes y seguramente tenga algún error u horror de ortografía.
    No discrepo con la forma de ser de esta gente, lo que si es evidente que no pasan desapercibidos y a quien no pertenezca a el, se lo hacen sentir.
    Tal fue el caso que me paso a mi.
    He tenido la oportunidad de asistir y aun hasta ahora a veces coincido con ellos en alguna reunión.
    Siempre preguntan tu nombre, obviamente para presentarse. Una vez (varias), me preguntaron como me llamaba, a lo que yo con naturalidad daba mi nombre, -Ana-, inmediatamente venia la segunda pregunta,-Ana qué?, -Ana Maria- contestaba yo, respuesta la cual no les era suficiente ya que no lograban averiguar de donde miércoles habia salido esta chica que no la tenian “registrada” en su círculo?
    Al final se los hacia a propósito, para ver si alguno tenia la discreción de no preguntar mas nada. Pero no fue asi.
    Un dia le comenté a mi mamá lo incomoda que me sentia cada vez que me sucedia esto. Ella muy sabia me dijo,- vos decí que sos una condesa de Bulgaria, ninguno de ellos te va a preguntar mas nada.- Asi fue.
    Y asi muchas cosas TAL CUAL, dice en el Manual.
    Evidentemente, no pertenezco a ese grupo de “gente bien” (por suerte)…mis disculpas si ofendo a alguien.
    Me llamo Ana Maria Guicheff , Condesa de Bulgaria….jejeje

    1. fan

      Me encantó!

  2. Alfa Segovia de Stanley

    El miércoles 25 de abril asistí a la presentación del libro “Manual ilustrado de la gente bien” de la periodista y bloguera Tessa García en el Carrasco Lawn Tennis Club. Sus lectores fuimos convocados con una frase sumamente tentadora: “Vengan todos que hay champagne”. Como podrán suponer, la concurrencia fue masiva y variopinta. Había gente bien-de la que ella describe en el libro- y de la otra, la prueba es que fui yo, tratando de adaptarme de la mejor manera posible a la situación. Pude apreciar que la mayoría de los concurrentes eran conocidos entre sí; me pasaban por arriba para saludarse con sonoras voces y me miraban-lógicamente- como sapo de otro pozo.

    Aguanté estoicamente los pisotones, pero no me cambié de lugar. Llegar temprano brinda el privilegio de la ubicación adecuada. Eso me lo enseñó la madrina que me terminó de criar y los veinte años que trabajé en el UAS. Gracias a esa precaución, me senté en un buen lugar, y después me quedé allí como atada, porque moverme significaba hacer efectivo el dicho: “el que fue a Sevilla perdió su silla”. Desde mi envidiada posición en tercera fila, observé señoras paquetas, con bufandones, sombreros, guantes, en fin, con sus mejores atuendos, y, por supuesto como era de esperar, ninguna de vaqueros- salvo yo que soy una despistada total-. Ellos también lucían atuendos acordes a la ocasión con sus mejores entretejidos capilares del color más similar al pelo propio. Pero qué querés que te diga; si observás durante una hora-porque eso fue lo que se demoró en empezar- lo notás. En edades había de todo también: jóvenes, medianos y “seniors”. Los sexalentes-increíblemente- eran los más movedizos, los que más se cambiaban de lugar, los que más me molestaban, los que más me atropellaban y me tomaban de los hombros-no por amor sino para no caerse- los que más me pisaban, no sé si por la angustia de no haber logrado mi preciosa ubicación o por la falta de reflejos característica de la edad.

    Aguanté estoicamente. Cuando llegó Tessa, Mónica Bottero, directora de la revista Galería y de la editorial “PalabraSanta”, dijo unas palabras de introducción y la presentación estuvo a cargo de: Verónica García Mancilla y Antonio Mercader. La primera –lo pude comprobar en sus propias palabras y lo corroboré después de leer el libro de Tessa- exhibió las clásicas características de los bienudos, y Mercader hizo gala con hidalguía de la habilidad del político de años, simpático y de palabra fácil. No es ningún guiso.

    Todos los que hayan pasado por el blog de Tessa http://laoriental.com.uy saben que posee un estilo humorístico incisivo. Mordaz. A veces no se sabe si reír o llorar. Nadie se salva. Como muestra podrían leer “Buscando trabajo en un cóctel” o “Carta para la Colchonería Divino”. Y, sobre todo, también se van a divertir con los comentarios de lectores que se toman los textos al pie de la letra y no perciben ningún “mensaje críptico”. El libro está estupendamente ilustrado por Florencia Parada. El estilo de Tessa en el libro no es tan cáustico como en el blog, pero luce su misma inteligente manera de decir lo que quiere. Desconozco la modalidad que adoptaron con Florencia para ponerse de acuerdo, pero la labor de coordinación es excelente.

    Para mí fue una experiencia muy agradable leer este libro. Me trajo a la memoria a más de una conocida. Se me presentó-como si la estuviera viendo- una compañera de trabajo con sus gestos, con sus actitudes, con su don de gentes, con sus expresiones. Si íbamos a pasar por una misma puerta, gentilmente me cedía el paso, con gesto y frase: “Tú primero”, y si yo insistía para que pasara ella, me contestaba: “¡De ninguna manera, mi madre me mataría si supiera que yo pasé antes que una persona mayor!” y me dejaba compungidísima, -por lo de “persona mayor”-, pero sin argumento. Empecinada y cordialmente me quería “ubicar” en alguna de las familias “Segovia” que su padre había conocido en Treinta y Tres. Tuve que desilusionarla; mi padre en su infancia fue uno de los tantos negritos que desde tierna edad, trabajaban en los arrozales. Además, era un hijo natural que llevaba un único apellido: el materno. Yo nunca me atreví a preguntarle si sabía quién había sido el padre. De “esas cosas” cincuenta años atrás, no se hablaba. Nunca tuvo ninguna estancia, ni mis parientes tampoco. Fueron todos pobres por unanimidad. En su cabecita de niña bien “no entraba” la idea de que yo no tuviera pedigrí, pero como tenía clase, eso no impidió que fuéramos compañeras de trabajo durante más de seis años y nos lleváramos de maravillas. La distinción también se nota en esas actitudes.
    Es de esa gente refinada, pero sencilla y parca al mismo tiempo, cuyos hábitos, léxico y hasta comidas con recetas secretas trasmitidas de generación en generación, nos cuenta Tessa.

    Por lo tanto, recomiendo la lectura de “Manual ilustrado de la gente bien” y su expansión a los libros que oficiaron de fuente y que están mencionados al final en la bibliografía. En la lista de agradecimientos están los nombres de las personas que colaboraron con aliento, apuntes, entrevistas e ideas. Uno es el escritor Enrique Estrázulas y su famoso libro “Pepe Corvina”. Gracias Tessa; me llevaste directamente a releerlo. No. No me quedé a tomar champagne, pero fui, te saludé y leí tu libro. ¿Viste? Para tu próxima publicación te prometo no ir de vaqueros y llevar acompañante para compartir los pisotones y una copa de champagne.
    Te deseo el mejor de los éxitos y un futuro insuperable en tu –ya innegable- carrera literaria.

  3. Magdalena

    Lo leímos hoy en un ratito. Yo, Magdalena Piñeyrúa Artagaveytia y mi madre Lucila Artagaveytia Gomez, orgullosas descendientas del Almirante Brown y de Leandro Gómez. Nos reímos mucho, por reconocer tantas cosas de nuestra familia y hasta de nosotras mismas. las palabras que decimos, las que no. Pero por suerte, hay cosas en las que evolucionamos. Ella ya no tiene alfombras gastadas sino nuebles nuevos, y yo cuando organizo un té siempre compro masitas de Pellegrín.
    Saludos!!!!!

  4. Graciela Mallo Nogues

    Tessa divagando siempre yo, de madrugada, lei los comentarios, algunos, de tu libro, ya sabes que no pude ir pues tenía la presentacion de un libro y fotos del hijo de una íntima amiga, Luis Alberto Fabini, que estuvo muy bien también. Mañana me compro tu libro, me lo anoté porque el Alzahimer viene al galope, todo se me olvida, hubiera ido encantada y ya practicamente no voy a ninguno porque sinceramente no me divierten ya a esta altura.

    Un beso

  5. Magdalena

    Lo de “¿y tú quien sos?” me cuenta ahora mi marido que le pasó cuando fue a las primeras reuniones de mi familia. Alguno de mis tíos le preguntó y él me dice que no podía entender qué era lo que le estaban preguntando. Ahora lo entiende. Le leí el libro en voz alta y ahí se iluminó.
    Es que es muy gracioso, te juro. Una cree que es outsider porque no tiene campo, votó a Mujica, porque vivo en concubinato, porque me hice un tatuaje una vez.. no sé…pero en el fondo te leía y veía que esas palabras que se dicen y esas que no, las cumplo al pie de la letra. Y que siempre sentí esa austeridad de las tostadas sobretodo en mi familia materna y sus primos y primas.
    Y me doy cuenta eso que decía de que lo que nos une son los apellidos y ser hijo de. No sabés las veces que lo usé a mi favor cuando me convenía y las veces que lo tuve que disimular por verguenza a dejar en evidencia mi pituquez solapada.
    Gracias a tu manual, ahora me divierto descubriendo pistas entre mis conocidos que no entran dentro de la categoría. Ahora entiendo, ellos dicen delicado y hablan de sueldos y plata, y sus madres usan ropa de marca y hablan todo el tiempo de Miami. Y están orgulllosos de ser exigentes con la empleada. Yo te juro que yo casi que le pido perdón antes de pedirle que barra el piso de la cocina.
    En fin, ya estoy recomendando tu libro a medio mundo.
    Saludos,

  6. Mercedes Casaravilla

    No estoy de acuerdo con que se me cite en este libro, pues estoy en desacuerdo con varias características que allí se citan.
    Por lo tanto agradecería evitarme el disgusto de seguir viendo mi nombre integrando las personas que fueron consultadas.

  7. tessa

    hola Mercedes, ya quité tu nombre del post. saludos.

  8. lara

    hola, acabo de terminar de leer este manual y me pareció que es completamente superficial. Me parece que este libro discrimina a la gente de clase alta con la media o la baja. Yo quiero saber que es para ustedes la clase alta, tener dinero, un buen apellido? que? Para mi una persona de clase alta se destaca por ser intelectual e inteligente y obviamente por ser buena persona, generosa y amable.

  9. vivi

    tessa querida, el libro está muy bueno, es entretenido, tal vez un poco liviano, pero interesante y veraz, es cierto que existen y que tienen estos códigos propios de lenguaje y comportamientos. aunque no formo parte de la gente bien me crié en carrasco que es uno de sus habitat, por lo que hice muchos amigos entre ellos. de hecho aunque mi familia fuera trabajadora y viviéramos en ese barrio de casualidad por la cercanía del trabajo de mis padres, criarme allí, ir al colegio privado, etc, hizo que adoptara muchas de sus costumbres de lenguaje y acción y te puedo decir que creo que la mayoría son muy positivas. buenos amigos, anfitriones, generosos, cálidos, respetuosos. talvez un poco carentes a la hora de relacionarse con gente extra barrio por lo menos… en fin podría hablar un montón pero básicamente lo que te quería decir es por un lado que me parece tonto tomarse el libro a mal porque habla de la gente bien y que tiene plata, no por eso quiere decir que se los considera mejores o peores, se entiende que intenta ser una foto de algo, una muestra de algo que son y que hacen sin tratar de calificarlos y por otro lado decirte que buen trabajo, buena investigacion y que no te quedes ahí…que he leido todos tus posts y lo que generan y que creo que estás para largarte a escribir más, más de lo que pensás de mas cosas, un libro de un tema más propio, no sé si me explico te quiero leer más. cariños!

  10. Alejandra

    El Centro de Investigaciónes Económicas hizo un estudio donde dice que :

    La clase media (53%) de los hogares uruguayos son de clase media al ganar entre 26.000 $ y 47.000%
    La clase baja es donde el hogar no supera el ingreso de 26.000 $
    La clase alta es donde el hogar supera los 47.000$

    http://economiaclara45.blogspot.com/2012/02/clase-media-uruguaya.html

    1. Mariana

      Alejandra: Muy bueno tu comentario y tu enlace. Muchas de esas variables nos fueron preguntadas durante el último censo.
      De todas formas me pregunto: solo esas variables son las que determinan a qué clase social pertenece alguien?
      Que otras características los definirían con más precisión?, considerando que hay muchas áreas grises (no es lo mismo tener un baño en Pocitos que tres en Colón, y lo digo sin el menor ápice de desprecio)
      Que opinan?

  11. Ele

    Mariana, querida, viste eso que dice ” plancha se nace, no se hace”?,ok, esto es lo mismo, listo, beso

  12. Ana

    Hola Tessa! Acabo de leer tu entrevista en el suplemento O2… no tenía idea de cuál era tu edad pero seguro que dejabas Lantana cuando yo entraba a El Sotanillo! (en otras palabras, me llevás pocos años).

    Tiene razón Sara… ¿cuál es la gracia de expresarse sin un objetivo definido? Espero que hayas reflexionado, por favor.

  13. Margarita

    Y si, Mariana.
    La vida es así.
    No es lo mismo tener un baño con bañera en Carrasco que tener un jacuzzi en otro lado.
    Esos artefactos son impresentables, si llegás a tener uno no le cuentes a nadie, es como de nuevo rico.

  14. Liliana

    La bañera en el baño en Carrasco es un artefacto viejo, e inutil. Hasta peligroso para salir de ella .
    No tiene nada de fino tener una bañera en el baño .

    El jacuzzi es un artefacto mas novedoso , inutil y tampoco tiene nada de fino .

    Fin del pensamiento.

  15. Ana

    Tessa, me estaba riendo de Sara… fue sutil.

  16. Magdalena

    Que desopilante página. No conocía a Tessa ni leí su libro. Espero que lo haya escrito también como un hobby y que no haya pretendido ir hacia ningún lado. Agrego que morí con el comentario de Mercedes Casaravilla!!!. Me voy a dar una vueltita por el resto del blog.

  17. Valentina

    Hola Tessa.
    llegue a tu libro por un articulo que trajo mi hermana a casa acerca de como conseguir novio en Tienda Inglesa.
    realmente no leí tu libro pero estuve viendo algunas de tus publicaciones..

    bueno una duda que me quedo ( no solo a mi sino con alguna amigas que compartí tus escrituras ) es.. ES JODA?
    ayudame a entender, lo haces con una visión critica hacia la “aristocracia” uruguaya o que?.. es humor irónico-sarcástico? tengo que reírme cuando lo leo? o seguirlo al pie de la letra?..
    tal vez es que no profundice en ellos; pero dado que tu medio que perteneces a esa aristocracia, me cuesta distinguir la linea entre el humor y la veracidad..
    gracias
    ( y no lo tomes como una ofensa, solo quiero comprender tu base ideológica para así poder tomar la postura correspondiente frente a tus escrituras)
    besos valentina

  18. naty

    Tessa sos genial! Me encanta como escribis, es como leerme a mi misma! Jaja. Lo que no entiendo son estas personas que piden explicaciones, que les ayudes a leer, a interpretar… Que tontería más grande! Si justamente lo flechante de las reflexiones o escrituras de Tessa, es la ironía, el sarcasmo, la provocación. Es genial! Yo creo que critican o por falta de inteligencia o por no haber sido capaces de escribirlo ellas. Sin ánimo de ofender. Grande Tessa! Te leo desde españa

  19. Gabriel

    Ser rico no es ser gente “bian”, para ser gente “bian” o “regia” no solo hay que tener mucho dinero, sino mucha cultura, buen gusto y ser buena gente, ser rico es el resto

  20. Margarita

    Estuve leyendo los comentarios….desopilantes!
    Pregunto…si no tenes bañera,donde bañas los chicos hasta que aprenden a usar la ducha?
    En un latón?
    En la pileta de la cocina?
    A pura esponja?

  21. Ximena

    Jajajaja muy bueno todo, el post iluminador ,las reacciones, las gentes diferentes que te leemos, un gozo para la mente lúcida, un abrazo Tessa desde Espagnistan, desde donde te escribo y leo.

  22. marie

    el asunto ese del baño es muy cierto, yo me avive de que mis abuelos paternos eran muy ricos cuando visite la estancia de ellos muchos años despues de que ambos hubieran muerto y vi el baño espectacular con bañera que tenian en el medio del campo, lejos de todo y en el medio de la nada. Aclaro que mi padre murio cuando yo tenia pocos meses y que sus familiares cercanos habian contribuido a arruinarlo, por lo que ahora no soy una nueva pobre, sino una vieja pobre que no es lo mismo que una pobre vieja o una vieja y pobre.

  23. marie

    por eso aunque por muchos años tuve bañera siempre soñe y no me averguenzo de tener jacuzzi.

  24. Carlos

    Es increíble como la gente se siente culpable o siente cosita por tener una bañera o un jacuzzi en Villa Española (ejemplo) pero estoy seguro que lo ha exhibido como al flat screen con orgullo. Son metas. Lo demás escrito en el libro en como una ley, otro libro, una película, la historia, todo es cuestión de interpretación, pero que remueve, remueve. Tessa no me interesa si su contenido es sarcástico o irónico, prefiero verlo como algo interesante que existió, que se va perdiendo y que en su oportunidad sirvió como ejemplo de forma de vida, no olvidemos que el ser humano comenzó de cero y fue logrando con mucho esfuerzo, que las cosas se manejaran lo mejor posible, pero como siempre ese mismo ser humano se encarga de volver rápido y fácil a cero.

  25. Vero

    Hola Tessa!! Felicitaciones hoy por la charla en Portones, me gustó. Seguro que te quedaste pensando en muchas cosas que te hubieran gustado decir. Pero te aliento a que continúes haciéndote visible y audible!! Gracias!

  26. Maria

    Me interesaron muchos los comentarios.
    Todo un tema las etiquetas. Como nos gusta que todo entre en un jarrón con su correspondiente etiqueta.
    Saludos!

Dejar un comentario