Para un matrimonio feliz

Y también me ha parecido un poco bizarro este otro Coaching amoroso de la consultora en el amor Anette de Galarza Catañeda, publicado en galeria a fines de marzo:

 Cómo tener un matrimonio feliz

Hola Anette,
Mi matrimonio de dieciocho años va cayendo en picada, cada día peleamos peor, cada vez siento más ganas de desligarme. Tenemos dos hijos, uno vive en el extranjero y el otro se fue con la novia. Quizás eso haya disparado nuestra mala relación. Siempre tuvimos altibajos, pero la mala racha ya viene desde casi un año, empeorada por un affaire que le descubrí de casualidad… me resulta muy difícil pensar en seguir con esto. No me decido porque valoro mucho los momentos pasados, realmente tenemos una gran historia juntos pero es que me resulta tan endemoniadamente difícil continuar… No me extraña enterarme de las altísimas tasas de divorcio a nivel mundial, a veces pienso que convivir tantos años con una sola persona es poco menos que inhumano…Por favor, dame algún consejo. Josefina A. de Proteo.

Josefina mujer,
mi gran consejo es que dejes pasar el tiempo y esperes. No rompas tu matrimonio. Ustedes tienen un patrimonio de vida muy grande, con dos hijos y muchas experiencias, eso no se repone así nomás. El hecho de que peleen es un signo de salud, las parejas que están verdaderamente enfermas son las que apenas mantienen comunicación, es decir, un portazo o un insulto tienen más energía vital que un “hola querido”, dicho con un frío beso en la mejilla. No te olvides de eso, no pierdas de vista las fortalezas de tu matrimonio.

Lo que leas y frecuentes también influye en tu felicidad marital. Si te dedicás a pensar en las altas tasas de divorcio o te ponés a leer cosas rebuscadas como las que escribe Onetti: “Una fidelidad especial pero que dura; una fidelidad llena de agujeros, es cierto, pero que gracias a eso puede seguir respirando”, entonces es muy probable que tus pensamientos y tonalidad emocional se vuelva sombría, pesimista, analítica en un mal sentido. La verdad es que el matrimonio es una institución que requiere de mucha alegría y practicidad. Si te vas a poner a filosofar como Sartre, lo más probable es que nada, -no solamente tu matrimonio- funcione y termines deprimida, fumando y tomando grapa con otra divorciada. Es feo ser divorciada y mucho más en Uruguay, preguntale a cualquiera que sea mínimamente sincera.
Por eso, prestá atención: más te conviene alinearte con una filosofía pragmática como la que por ejemplo ofrecen los gordos norteamericanos. Recientemente la experta en matrimonios Jenna McCarthy dio una charla sobre el matrimonio y dijo que después de varios estudios llegó a la conclusión de que las parejas felices tienen varias cosas en común. Por ejemplo, en las parejas saludables las mujeres son más delgadas y atractivas que sus maridos. No significa que sean flacas sino que son más delgadas que ellos. Mirar comedias románticas le hace bien al matrimonio. Los matrimonios felices se dan seis besos pasionales por semana, con lengua y sentimiento. Salen a comer por lo menos tres veces por mes. (Yo aquí cambiaría la receta por salir solos a pasear, quitaría la comida como centro de atracción. No veo en qué puede ayudar a la pareja tener la panza llena, es un absurdo, porque entre otras cosas no es para nada conveniente hacer el amor con el estómago largando encimas para degradar dos chivitos con panceta. Mejor es comer después, cuestión de sentido común).

Según Jenna las parejas felices se dicen “te amo” 5 veces por semana. Y qué curioso, el divorcio es contagioso, si una pareja amiga se divorcia, las probabilidades de que ustedes se divorcien trepan en un 75 por ciento.
Creo que mejor es tomar nota de consejos como los de Jenna, mejor es cuidar tu matrimonio y enmendar, ser feliz con lo que tenés. Porque si pensás que vas a cambiar de hombre y se van a ir los problemas, estás muy equivocada.

Afectuosamente, Anette. * Juan Carlos Onetti.“La vida breve”, 1950.

5 comentarios para “Para un matrimonio feliz”

  1. Martha

    (Haciendo referencia a “veterana” en el comentario de la nota anterior.. hay algo entre Anette y tú? :-)
    Le voy a mandar a Anette mis dudas, seguro que se desquicia! jajaja
    saludos para vos. a ver si publicas unas fotos de todas tus niñas; para la barra que esta esperando!!
    cuidateeeee!
    beso

  2. nilda

    soy mas gorda que mi marido, no le doy besos de lengua hace meses, salimos cada muerte de obispo y por que yo presiono, y si, nos decimos te quiero, para recordarnoslo. Y sin embargo seguimos juntos, nos queremos y la vida va.
    En cuanto a la mina, Annette, que se divorcie. La vida es una sola y si el otro no te quiere ni vale la pena viajar juntos.

  3. veterana

    Te digo Tessa que lo vengo pensando desde la primera columna que lei (no se publica todos los jueves thanks God) pero tengo una duda existencial, es una tomada de pelo, la consulta y la respuesta o la consulta es en serio y la respuesta es en broma o la pregunta es una broma y la respuesta hace juego y ya me perdi en el entrevero
    Voy a consultarle a mi psicologa amiga Colette de Escarza Balmaceda a ver que opina
    Todos los consejos son para unas pobres mujeres entregadas, dominadas y por que no decirlo, deshauciadas, mas vale cortarse las venas

  4. Carlos

    Hay que tener muuuucha paciencia y pensar que uno vive con alguien que no es perfecto como uno.

  5. Margarita

    Opino igual que Carlos.

Dejar un comentario